Krystaline Technology vs. tecnología de densificación

 

Introducción

En el mercado común de materiales de construcción, la impermeabilización cristalina ha estado ganando popularidad como método duradero para proporcionar protección impermeabilizante al hormigón. El éxito de la impermeabilización cristalina ha llevado a una proliferación de “productos de densificación” vendiéndose como tecnologías cristalinas. Esto ha dado como resultado multitud de preguntas sobre cómo diferenciar la tecnología cristalina, (que no contiene silicatos ni materiales hidrofóbicos), de la tecnología de densificación (compuesto por una base hidrofóbica, silicatos).

Krystaline Technology vs. tecnología de densificación

 

Tecnología de densificación (Silicatos)

  • Hidrofóbico
  • Reactivo
  • Se deteriora con el paso del tiempo
  • Solamente penetración superficial
  • Reacciona con la cal libre
  • Sin propiedades de auto sellado

Definición de Hidrofílico contra Hidrofóbico

  • Hidrofílico, (hidrófilo, del griego hydros significa agua y philia significa amistad) es una referencia a la propiedad física de una molécula capaz de unirse con el agua. Dado que la tecnología de Krystaline es hidrofílica naturalmente, el agua se utiliza en el proceso de desarrollo cristalino.
  • Hidrofóbico, (hidrofobicidad, del griego hydros significando agua y phobos significando miedo) se utiliza como referencia a la propiedad física de una molécula (llamado hidrófobo) que repele el agua. Con relación a la impermeabilización, los silicatos son hidrófobos y funcionan repeliendo el agua. El agua no se usa como parte del proceso.

 

Comparación de la función catalítica contra la función reactiva de los silicatos

Un catalizador usa el proceso de catálisis (en el cual la reacción química se incrementa por una sustancia añadida). Al contrario de los químicos reactivos, como los basados en silicatos, un catalizador no se consume en el proceso. Krystaline Technology, (dado su función como catalizador), puede participar en múltiples transformaciones, siempre que haya partículas de cemento y agua presentes.

Los silicatos son consumidos por un proceso reactivo en el que los silicatos reaccionan con la cal libre del hormigón. Este tipo de material es finito ya que tarde o temprano los materiales activos serán consumidos. Al impermeabilizar un área de una superficie con una tecnología reactiva, la reacción está limitada a la superficie inicial ya que los poros y capilares serán sellados. Esto impide la transmisión de materiales reactivos en el futuro al hormigón. Cualquier material reactivo en exceso se desperdiciará.

Krystaline Technology requiere partículas de cemento, agua y tiempo para desarrollarse (funciona con o sin la presencia de cal libre). El proceso comienza con la aplicación de los materiales cristalinos, y continua, mejorándose constantemente, hasta que no quedan partículas de cemento o no queda agua. Ya que el hormigón tiene cantidades inmensas (casi ilimitado para este proceso) de partículas de cemento no hidratadas, el proceso seguirá hasta que no haya agua presente. Si el agua aparece de nuevo en el futuro la naturaleza catalítica del proceso cristalino de Krystaline permite que vuelva a comenzar el proceso de impermeabilización hasta que haya desaparecido el agua. El hormigón tratado con Krystaline Technology, mejora sus propiedades a largo plazo, después de la aplicación, y esta mejora va aumentando con la edad.

La tecnología de densificación comienza con la reacción inmediatamente y continúa hasta que todos los poros se hayan sellado o hasta que se agote la reacción. Lo que suele ocurrir en el hormigón es una combinación, en la cual los materiales rellenan los poros y capilares utilizando las capacidades de reacción de los silicatos en contacto con la cal libre. Los silicatos en exceso (si se sobre aplica) se quedan en la superficie sin poder penetrar el hormigón a través de la densificación inicial creada por la reacción entre los silicatos y la cal libre. Estas cantidades en exceso resultan una acumulación de residuos meta silicatos que puede contribuir al osmosis. El hormigón tratado con materiales silicatos tiene buena respuesta a corto plazo, inmediatamente después de la aplicación, pero se van deteriorando de manera continua con la edad.

La naturaleza catalítica de la tecnología cristalina Krystaline no sólo resulta una solución permanente a la penetración de agua a los poros y capilares, sino también a la habilidad de auto sanar grietas y fisuras, lo que ocurre si el agua se hace presente en el futuro. Como se ha indicado previamente, es la naturaleza catalítica cristalina la que le permite siempre estar preparado, requiriendo sólo que el agua esté presente.

Las tecnologías de silicatos muchas veces presumen de capacidades de auto sellado, lo que no se suele indicar es que estas capacidades están limitadas a las microfisuras que ya están presentes. La naturaleza reactiva de los silicatos sanará las microfisuras durante la aplicación, sin embargo una vez que se haya producido el proceso reactivo el proceso habrá finalizado. Los silicatos no poseen la habilidad de reactivarse en el futuro ya que solo permanece el material ya reaccionado (el cual ya se ha gastado). Todos los silicatos en exceso se habrán desperdiciado y eliminado en un corto plazo de tiempo.

Pin It on Pinterest

Share This